Soluciones móviles que respaldan la tasación de siniestros remota

Tiempo de lectura: 6 minutos

Noticias & blog Blog Soluciones móviles que respaldan la tasación de siniestros remota

Soluciones móviles que respaldan la tasación de siniestros remota

Gwenny Nales

Corporate Communications Manager, Van Ameyde

Tiempo de lectura:6 minutos
Tras haber examinado las opciones para las reclamaciones de baja complejidad y gran volumen, así como las posibilidades que ofrece la tecnología digital para reducir drásticamente los costes de las reclamaciones y mejorar, a la vez, la satisfacción del cliente, ahora consideraremos las reclamaciones que requieren la tasación de siniestros. Las principales opciones son la tasación de siniestros remota, que es posible gracias a la tecnología móvil y a la inspección in situ por parte de un tasador de siniestros.
En primer lugar, encontramos la cuestión estratégica: ¿en qué momento envía a un tasador a inspeccionar el siniestro in situ? Muchas aseguradoras consideran la visita del tasador de siniestros un punto de contacto importante. Sin embargo, dado que cada vez existen tecnologías más sofisticadas para tasar los siniestros de forma remota que permiten la participación de los clientes que dominen la tecnología en esta fase, el proceso puede evolucionar de dos formas, según sus decisiones estratégicas y según las preferencias de sus clientes. Estas preferencias deben incluirse en el perfil del cliente, que reviste suma importancia, para garantizar que todos los servicios y productos ofrecidos giren en torno a las necesidades de estos.

 

 

Infographic by Marieke Buurman, Van Ameyde Waarderingen

Tasación de siniestros remota
La primera opción es la tasación de siniestros remota, pero la viabilidad depende principalmente de la disposición de sus clientes a utilizar las tecnologías digitales. Esto quiere decir que debe conocer a su cliente: las preferencias de los clientes deben formar parte del proceso de creación de los perfiles, de modo que, en el caso de recibir una reclamación, pueda cumplir por completo sus expectativas. La tasación de siniestros remota quiere decir que el gestor de reclamaciones se conecta, desde su escritorio, con el smartphone o la tableta del cliente. Mediante el smartphone o la tableta del cliente, es posible intercambiar imágenes en directo y se crean diagramas detallados de la propiedad dañada sin necesidad de realizar una inspección en el lugar del siniestro. Según la información de precios actual de las bases de datos vinculadas, se calcula de inmediato el importe del siniestro, con lo que se facilita la finalización en una llamada. El asegurado puede optar a una reparación inmediata, que llevará a cabo la red de proveedores preferida de la aseguradora, o una compensación financiera.

Las ventajas desde el punto de vista del cliente son evidentes: no tiene que encontrar un hueco para la cita con el tasador y puede participar de forma activa en el proceso, ya que el asegurador se encarga de explorar la estancia y obtener imágenes de los daños. Gracias a las funciones de GPS de los dispositivos móviles, se puede reducir el riesgo de fraude; después de todo, dichas funciones permiten verificar la ubicación de la reclamación. Basta con señalar que, gracias a los indicadores de fraude automatizados, este método solo se aplicará si la reclamación notificada no se marca como posible riesgo en el sistema de gestión de reclamaciones.

Tasación de siniestros remota frente a inspecciones in situ
A pesar de las ventajas de la tasación de siniestros remota, muchas aseguradoras y asegurados siguen prefiriendo la visita de un tasador. Esto se debe a que un tasador de siniestros simpático permite fortalecer la relación con el asegurado. En nuestra siguiente contribución, compararemos el proceso de notificar una reclamación y concertar la cita con el tasador de siniestros con el recorrido del cliente durante una compra en línea.

Infografía de Marieke Buurman, Van Ameyde Waarderingen

Share This